Guiados al azul infinito

 CAMPOS DE LAVANDA. BRIHUEGA

Desde tiempo inmemorial las gentes de La Alcarria han recogido las flores aromáticas de sus valles, destilando elixires de espliego, salvia, romero o tomillo para aderezar alimentos, perfumarse o elaborar la mejor miel del mundo.  

 En la década de 1950  comenzó a extenderse el cultivo de la lavanda por estas tierras, y desde hace más de una década los campos tiñen de morado los páramos infinitos. Brihuega es epicentro de este cultivo innovador y a la vez testigo de una honda tradición.

 

 

 Pasear al caer la tarde, rodeados de esta aromática es una experiencia inolvidable. Déjate embriagar por su aroma y conoce las curiosidades de esta planta, sus usos y propiedades con Guiados en Guadalajara.

 Os proponemos una inolvidable jornada de tarde, que incluye: paseo guiado por Brihuega, visita a destilería de aromáticas y experiencia sensorial al atardecer en un recóndito campo de lavanda.